El resurgimiento de la isla Robinson Crusoe

Durante mucho tiempo, la isla Robinson Crusoe se había mantenido al margen de la demanda turística, perfilándose como uno de los lugares más abandonados en la región sureña de Chile. Pero después de varias iniciativas y un ambicioso proyecto para consolidarse como una atracción turística, ahora es posible presenciar un surgimiento alentador que atrae las miradas de cientos de extranjeros. Aquí las razones para visitar la preciosa isla Robinson Crusoe.

Esta maravillosa isla se ha hecho conocida por ser parte del archipiélago Juan Fernández, nada menos que uno de los escenarios más famosos que padeció de los estragos del tsunami en el 2010. Tras superar las consecuencias de este desastre natural, Robinson Crusoe se prepara para ofrecer al mundo un marco impecable de paisajes naturales y actividades deportivas por doquier.
isla robinson crusoe en chile
Todo ello ha sido posible gracias al apoyo incansable de los propios habitantes de la región, quienes a base de esfuerzo lograron restablecer el lugar que fue duramente castigado por el tsunami. En la actualidad, la isla Robinson Crusoe es un espacio recreativo donde podemos hacer turismo desde una perspectiva diferente.

Turismo en la isla de Robinson Crusoe

El resultado de este trabajo en equipo no ha tardado en salir a la luz, recibiendo una demanda tentativa por parte de viajeros y extranjeros de distintas partes del planeta, quienes se animan a pasar unos días en los poblados cercanos a la isla Robinson Crusoe, donde se brindan el mejor servicio para la atención hospitalaria, restaurantes locales y eventos festivos.isla robinson crusoe chile

En ese sentido, la demanda más fuerte tiene que ver con la gama de actividades recreativas y deportivas que suelen realizarse al aire libre, una atracción que mejora la oferta turística para el bien de la región.

Sé parte de este nuevo renacer que rebosa con el encanto en los alrededores de la isla Robinson Crusoe, un escenario que se recompone del golpe recibido hace tres años.

Fuente imagen: Wikimedia

Contenidos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *