Zona Norte Chico, del desierto a los valles

Autor: Comentar
Comparte este artículo
Continuando con la descripción de zonas en Chile, os evocaremos a comentar sobre la segunda zona chilena llamada Norte Chico, caracterizada por contar con paisajes que van desde desiertos, pasando por hermosas playas de aguas tibias, hasta valles y sectores para observar fenómenos astronómicos como el de La Silla, European Southern Observatory y el Valle del Elqui.

Es así, que lo primero que os aconsejo que conozcan es el Parque Nacional Pan de Azúcar (con aproximadamente 43.000 hectáreas llenas de flora y fauna y una importante colonia de pinguinos) y luego camino hacia el Sur, la ciudad de Chañaral y al Este la mina de cobre El Salvador.

Ahora bien, si os apetece la playa, entonces debéis continuar hacia dirección Sur por la costa hasta llegar al balneario y puerto minero de Caldera o bien, al distinguido balneario Bahía Inglesa, famoso por sus arenas blancas y aguas turquesas.

Y si vais por Copiapó, en el sector donde está la Cordillera de los Andes se sitúa el Parque Nacional Nevado de Tres Cruces, un lugar ideal para observar a miles de aves. De esta manera, si juntamos este parque con el Pan de Azúcar y el denominado Llano de Challe, estamos en condiciones de decir que los tres son áreas protegidas por la región de Atacama.

Y si continuáis hacia la región de Coquimbo, pues quedaréis deslumbrados con el Valle de Elqui (relacionado con fenómenos extraterrestres y esotéricos, con condiciones climáticas ideales para deleitar un pisco), los poblados de Pisco Elqui y Vicuña, considerados como la cuna del pisco y de la poetisa Gabriela Mistral.

Finalmente, para que toméis nota sobre algunos alojamientos en la Zona Chica en Chile, os aconsejamos el Hotel de la Bahía (en Bahía de Coquimbo desde 132 dólares la noche), el Hotel Limari (en Valle del Rio Limarí desde 135 dólares la noche) o bien, Lodge Casona Distante (en Valle del Elqui, desde 100 dólares la noche).

Foto: VivisCarvalho

Por:
Etiquetas:
Categorías: Clima


0 Comentarios Enviar un comentario